EL MATRIMONIO

Os rogamos leer este periódico con la Biblia a vuestro lado para comprobar todos los versículos mencionados.

Introducción

"Mi pueblo fue talado, porque le faltó le sabiduría..." (Oseas 4:6, primera parte). Empezaremos este estudio por una constatación más bien triste, la de ver que cada día los hijos de Dios se destruyen por falta de sabiduría. Hoy, son numerosos los cristianos que por el casamiento se han arruinado totalmente su vida espiritual, y eso por falta de enseñanza. ¡Qué lástima!

El matrimonio es una cosa muy importante para que se lo tome a la ligera, como es el caso en iglesias de hoy en día. Al estudiar este asunto, nuestra meta no es de dar otra enseñanza sobre el casamiento, pues la Biblia ya lo ha tratado suficientemente, sino ver de nuevo con vosotros, lo que está escrito.

Lejos de tratar el matrimonio en completo, nos limitaremos en este estudio con sacar a luz los puntos esenciales que pueden ayudar a los hijos de Dios para corregir su vida si esto fuera posible; y también evitar de caer en las trampas de satanás.

La elección del conyugue

Antes de llegar al casamiento, primero tendría uno que enfrentarse a la elección del o de la con quién se querría casar. Es normalmente ahí que lo serio empieza ; pues si se pierde la base, no se puede esperar nada de la cumbre. Este subtítulo haría el objeto de toda una enseñanza por deferencia al hecho de que hoy, muchísimos hijos de Dios se han dejado coger en la trampa por falsas enseñanzas y falsas visiones y sueños mentirosos. Y ahora unas hechiceras en las iglesias, se han especializado en "profecías nupciales". Pasan todo el tiempo en recibir profecías y revelaciones para tal hermano que se casará con tal hermana y viceversa.

Al no ser la elección del cónyugue el objeto de este estudio, no entraremos en detalles. No obstante los ponemos en guardia contra las trampas de satanás. Carísimos, no os permitáis construir vuestro matrimonio o fundar la elección de vuestro cónyugue en supuestos sueños o profecías o visiones que vengang de cualquiera. Si tenéis el corazón honesto y recto ante Dios, no os necesitará milagro para reconocer él que Dios os da de matrimonio. No os dejéis engañar por métodos de ensueños que os dan falsos doctores de la palabra, que os piden escribir en papelitos las características del o de la que deseeis; y no os dejeis más coger en trampa de falsos testimonios a veces muy interesantes de escuchar pero que no tienen nada que ver con la palabra de Dios. Si ponneis a Dios antes del matrimonio y antes de todo en su vida (Santiago 4:2-4), os conducirá, en el momento propicio, para hacer la mejor elección. Pero si os dejáis atraer por vuestras propias codicias y llevar por las pasiones y los deseos carnales, es evidente que seais cegados (Santiago 1:13-15). No más os dejéis engañar por supuestos señales que pretendeis haber pedido a Dios y confirmaciones que creeis haber recibido. A veces son cosas que toman origen a causa del grado de "quemadura" del corazón.

Generalmente, lo que empuja a los hijos de Dios a hacer mala elección, es la precipitación y la falta de paciencia. En cuanto se empieze a quemar, cree uno que basta con coger la primera mujer que se encuentra o el primer hombre que se presenta, para apagar el incendio. Lo que olvidan es que una vez controlado el incendio, se tiene que asumir la continuación, que por desgracia es la parte más complicada y más difícil también. Muchas iglesias hoy, se han vuelto agencias matrimoniales, y lugares de encuentro para los que desean casarse. ¡Qué vergüenza para los que confiesan el nombre de JesuCristo! Y en su vulgaridad, sus pastores pasan el tiempo en pedir, y aun a veces forzar a los hermanos que ya no están casados todavía, de "coger" cualquier hermana "libre" que está en la iglesia. Y se les oye animar a los hermanos que no vacilen en elejir o en coger muy rapidamente una de las hermanas todavía "vacantes". De la misma manera, empujan las chicas hacia los hermanos persuadiéndoles que no vacilen en aceptar el hermano que se presenta. Y para convencerles, todavía llevan la bajeza al colmo, hasta tener propósitos groseros y estúpidos tales como : "la cabra pace donde está atada." ¡y no se avergonzan en absoluto! ¡Cristianos, huid tales basuras! Dios no está ahí.

El noviazgo

En su amor, Dios nos da siempre la oportunidad de volver atrás para corregir las tonterías cuando tenemos un corazón bien dispuesto. El noviazgo debería dar a los futuros esposos el tiempo de meditar una vez más en el compromiso que están tomando, pues una vez tomado el compromiso, ya es tarde para la reflexión.

La vida en el matrimonio

De cierto es la parte la más difícil. Cuando han pasado todos los sueños y los proyectos de casamiento, cuando se ha pasado la página de la locura del noviazgo, ahora se encuentra frente a la realidad. Muchos son los que ya en los primeros días empiezan a echar de menos y a preguntarse porqué se han casado. Eso muestra que la felicidad no depende del casamiento sino del temor de Dios. Para vosotros, carísimos, que todavía no están casados, no os creais desgraciados. Alegraos al contrario, y aprovechad vuestra libertad para servir al Señor. 1 Corintios 7:32-35. Y para vosotros que ya estáis casados, y que lo lamentan, no es el tiempo de llorar. Lamentarse es causar daño; simplemente estariáis perdiendo ánimo al pie de la sierra que estáis obligados de subir. Lo que os queda de hacer ahora, es volver a la palabra de Dios, para buscar como se vive feliz en el matrimonio. Y por eso, os invitamos a meditar con nosotros los pasajes siguientes : 1 Corintios 7:3-5; 10-16; 28; Efesios 5:22-31; Colosenses 3:18-19; Tito 2:4-5; 1 Pedro 3:1-7; Hebreos 13:4.

Algo importante que debéis comprender, es que si estáis casados, es para vivir juntos (1Corintios 7:5). Si insistimos en hacer esta precisión es porque hay locos que se permiten apartarse de sus mujeres durante meses y a veces años por razones estúpidas. Lo peor todavía, es que se encuentra en medio de ellos, a supuestos pastores y ancianos de iglesia, que viven separados de sus mujeres y de sus niños durante años. Me pregunto bien que tipo de enseñanza estas fuentes sin agua dan a los fieles cuando deben hablar de casamiento. También me pregunto que tipo de modelos son para las parejas. Pues entendéis que los supuestos cristianos de esta generación han perdido el sentido de la marcha con Dios. La palabra de Dios pide a estos pastores insensatos de ser modelos para los fieles (1Timoteo 4:12; Tito 2:7; 1 Pedro 5:3). Pero se han vuelto todos católicos, (eso no nos sorprende, sobretodo cuando se están poniendo de acuerdo actualmente para formar lo que llaman la "iglesia universal"); y tienen todos el mismo lenguaje hoy: "haced lo que os pido de hacer, y no lo que me veis hacer." Sabrá Dios ser justo en su justicia.

El divorcio

El divorcio no es nada más que la consecuencia lógica de un matrimonio echado en malos cimientos. Podemos preguntarnos: "¿A quién es la culpa cuando un casamiento se funda en malas bases?" La respuesta es clara, es la culpa de los concernidos. Carísimos, sepad que cuando hacéis un malo matrimonio, sois vosotros todavía que sufréis. Cada uno es responsable de su vida y de sus compromisos ante Dios. Sé que muchos se quejan de los pastores, y les acusan de ser la causa de su mala elección; sin embargo os recordamos que no podéis justificaros de ningún modo frente a Dios. Si tu corazón es honesto y derecho ante Dios, si eres sincero en la marcha con el Señor, no te dejarás coger en trampas, mismo si tu pastor es uno de los brujos que llenan las iglesias hoy. Sepadlo bien hermanos, el hecho de acusar a sus pastores no os justifica. Si quieres a Dios, encontrarás a Dios. Jeremías 29:13-14. Tienes la obligación de leer la Biblia y de comprobar las enseñanzas que recibes. Si tu pastor no es fiel a la palabra de Dios, huye la mentira. Y si te quedas ahí precisamente, es porque te complaces ahí (2 Timoteo 4:3-4) y serás responsable.

Si busquéis a Dios, comprended eso: DIOS ESTÁ EN CONTRA DEL DIVORCIO, las razones que dais poco importan. Por eso es que Dios nos pide que nos sentemos y calculemos bien antes de comprometernos Mateo 19:3-8; Marcos 10:1-12; 1 Corintios 7:10-11. Si los hijos de Dios hubieran entendido que Dios esta en contra del divorcio, y que no es posible casarse de nuevo para los que divorcian, harían cosas con menos agitación y menos precipitación.

Casarse de nuevo

Recordamos a los pretendidos cristianos, que CASARSE DE NUEVO DESPUÉS DEL DIVORCIO ES ESTRICTAMENTE PROHIBIDO. Si creeis ser hijos de Dios, sepad que si por la dureza del corazón, divorcieis, no tendreis que planificar otro casamiento; Lucas 16:18. Si creyeráis que vivir con alguién es algo bueno, no hubieráis divorciado. No se juega con Dios. El hombre no es un vestido que se cambia a voluntad. ,

Unos perros que divorcian y quieren casarse de nuevo, se esfuerzan cada vez en torcer el sentido de Mateo 19:9, (como lo hacen también para las demás Escrituras de Dios cada vez que no les convienen), para mantener su locura. Si el Señor dijo: "sólo por infidelidad..." no es para dar a los hombres pretexto al divorcio. Y si a pesar de todo os endurecéis y divorciéis, no tentéis a Dios una segunda vez casando-os de nuevo.

También queremos poner en guardia a los que aceptan casarse con personas divorciadas. Sepad que si os caséis con éstas, estarán viviendo en adulterio. Marcos 10:11-12; Lucas 16:18; 1 Corintios 7:10-19. Y si creéis que la palabra de Dios que dice que los adulteros no heredarán al reino de Dios es verdad (1 Corintios 6:10), sepad también que Dios no se puede negar a sí mismo para complaceros.

Estar listo para el matrimonio

La elección de tratar este subtítulo más bién en fin del estudio y no al principio, refleja la estúpidez que anima a los hombres de hoy. Muchas veces, es después del casamiento que muchos empiezan a preguntarse si están listos para el matrimonio. Se encuentra aun a pastores abominables que no tienen vergüenza de bendecir a bodas, y mucho tiempo después, cuando los problemas se desencadenan entre parejas, les dicen que no estaban listos para el matrimonio o que no era la voluntad de Dios.

Antes de pensar al casamiento, antes de empezar a orar a Dios para tener a un hombre o a una mujer, primero deberíamos preguntarnos:" ¿estoy listo para el matrimonio?" Antes de todo se tiene que sentarse, buscar a comprender lo que es el matrimonio, meditar las enseñanzas a este propósito, comparar el precio a pagar, y no sólo dejarse llevar y arrastrar por los deseos sexuales.

" El espíritu de boda "

Unos demonios a quienes se llama "pastores" han creado ahora lo que llaman "el espíritu de boda". Como han elejido al infierno, quieren llevar a todos los demás con ellos. Seducen a la gente inconstante, a los débiles y a los hijos de Dios que apenas han escapado de Su ira. (Tito 1:10-16; 2 Pedro 2:1-22).

Alabo al Señor de que ahora, deja al descubierto sus obras abominables, ellos, sobre los cuales la condenación ya de largo tiempo no se tarda. Creímos mucho tiempo que eran siervos de Dios. Ahora los que tienen el discernimiento comprenderán. El derrape es total por esta vez, y más que sobresaliente. He aquí los supuestos siervos de Dios, fuentes agotadas quienes en lugar de animar a los hijos de Dios en santificarse para el regreso de Jesús, les seducen y les llevan en falsos casamientos. Como son hechiceros, conocen a todos sus compañeros, agentes de satanás, que están en medio de la iglesia. Alientan bodas con otros brujos de la iglesia. Pues con estas relaciones matrimoniales, están seguros de "ganar" definitivamente a los pocos verdaderos hijos de Dios que existían todavía en la iglesia. Pues como lo sabéis ahora, una vez hecho el casamiento, no más se puede desandar lo andado, y son muy concientes de eso. Y para engañar mejor a los que sólo queman con deseos carnales, les dicen que Dios en su Amor ha derramado "el espíritu de boda" en la iglesia. He aquí todo lo que pueden obtener de Dios para sus fieles. Y se encuentran cada semana en la iglesia para bailar y bailar; lo que debía avergonzarles, hace objeto de su gloria: He aquí la abominación en la iglesia de JesuCristo y los demás que están alrededor de ellos, son tan endurecidos de corazón que la maldición de Dios sobre ellos aun no más les abre los ojos. No vayáis en la Biblia a buscar a Coré, Dathán y a sus amigos, (Números 16:1-50), están en las iglesias hoy; gente vendida de entero para provocar la ira de Dios. Para vosotros, cristianos que estáis en basuras semejantes, si busquéis de verdad a Dios, salid inmediatamente! Y si preferéis más bien agencias matrimoniales, quedad ahí. Si estéis más atraidos por danzas y fiestas, si habéis abandonado al mundo y que estáis contentos de encontrarle de nuevo en la iglesia, quedad ahí. Vendrá el tiempo en que entenderáis.

Lo que ya no se enseña

Hoy, no más se enseña a los hijos de Dios, que pueden servir a Dios sin casarse. Mateo 19:10-12. Al contrario, hacen creer a los que no están casados, y los que todavía no son casados, que están desgraciados o maldichos. ¿Qué dice la Biblia? Recorremos juntos 1 Corintios 7. Este capitulo empieza por la exhortación de no casarse (1 Cor. 7:1) y se termina por la exhortación de no casarse (1 Cor.7:40). Estoy seguro de que tal enseñanza no es nada más que locura para los ojos de cristianos de hoy; Lo que confirma bien que los hombres de esta generación han totalmente abandonado a Dios. Todo lo que es de Dios les parece extraño, y todo lo que no es de Dios, les parece muy normal. (1 Corintios 7:7-8, 26-27).

Mientras unos brujos rechazan esta enseñanza diciendo que "era Pablo quién había dicho". Otros charlatanes se consuelan diciendo que "esta enseñanza era para los Corintios". Aseguraos, no hay palabras de Pablo en la Biblia, y tampoco hay palabras para los Corintios. La Biblia es la Palabra de Dios, (Deuteronomios 9:10; Éxodo 31:18; Éxodo 32:16; Isaías 34:16; 2 Timoteo 3:16) y es para todos los hijos de Dios.

Conclusión

Cuando leéis este periódico, en vez de rebelaros en contra el tóno utilizado, como muchos lo hacen, rebelaos en contra de vosotros mismos, contra vuestras obras abominables y en contra de vuestros corazones endurecidos; pues es de esta manera que podríais llegar al arrepentimiento.

Si el matrimonio en cuanto este bien hecho, glorifica a Dios, el celibato para la gloria de Dios, glorifica a Dios todavía más. (1 Corintios 7:38). De hecho, en lugar de pasar el tiempo en la iglesia evocando al demonio llamado "espíritu de boda", se tiene que orar para que el Señor conceda a muchos de sus hijos que se consagrarón a El totalmente, para servirle sin distracción. 1 Corintios 7:31-35, Mateo 22:30.

Para vosotros, doctores de la palabra de Dios, vosotros que todavía tienen un poco de temor de Dios en el corazón, os rogamos que enseñeis TODA la palabra de Dios, y no sólo una parte, no algunos aspectos aprobados por los que escuchan. No es porque están casados que van a llevar a todos los hijos de Dios a casarse; y no es porque no están casados que van a llevar a los hijos de Dios a quedar solteros. Enseñad toda la palabra de Dios, y dejad a cada uno el cuidado de elejir como quiere vivir para el Señor. Recordad a los que están casados, y a los que quieren casarse, que el matrimonio es una BUENA cosa. Recordad también a los solteros y a los que no están casados todavía, que el hecho de ser soltero para la consagración a Dios es una MEJOR cosa. Si empezamos este estudio por deplorar el hecho de que el pueblo de Dios fue talado porque le faltó la sabiduría, no olvidemos que es porque hemos rechazado la sabiduría, que Dios nos ha rechazado, (Oseas 4:6 segunda parte) y por eso perecemos.

¡Que la paz del Señor JesuCristo esté con vosotros!


Sientase libre de hacer fotocopias de este artículo y de distribuirlas. Télécharger au format PDF

 
Para leer a los documentos en PDF, debe usar a Acrobat Reader.
Si usted aún no lo tiene, puede descargarlo gratuitamente
 :